Buscar
  • Dr. Ricardo Luis Lavalle

JUBILACIONES PARA MUJERES. RECONOCIMIENTO DE APORTES POR HIJO Y POR TAREAS DE CUIDADO


En los últimos años, el estudio viene atendiendo diversas consultas referidas a jubilaciones de mujeres en edad jubilatoria, o próxima a cumplir los años para el inicio del trámite.


En la práctica y como factor común, se observa en un grupo importante la falta de aportes suficientes, indispensables para engarzarlos con los beneficios que ofrece la moratoria vigente correspondiente a la ley 26.970 que solo cubre hasta el 31 de diciembre de 2003, sin los cuales no es posible acceder a la anhelada jubilación.


A modo de ejemplo se sintetiza seguidamente, un caso de la vida real como testigo:


Claudia C. asiste al estudio para consultar por su jubilación ni bien cumplido 60 años en el mes de setiembre de 2019, en cuya oportunidad analizado sus antecedentes, lamentablemente no fue posible iniciar el beneficio: le faltaban aportes más allá de los reflejados entre 1978 hasta 1992 en su historia laboral; faltándole 4 años posteriores al 2003 para lograr la exigencia mínima de los 30 requeridos.


Claudia C. ni bien recibida en 1977 del colegio secundario, le ofrecen y acepta una práctica rentada en un banco oficial como reconocimiento a su dedicación al estudio; al cabo de un año pasa a integrar como efectiva la planta permanente del Banco, a partir de enero de 1978.


En el transcurrir de su actividad laboral Claudia C. tiene 2 hijos. En ambos acontecimientos tan importantes para su vida, decide extender su licencia por maternidad que la ley concede por 3 meses, en un año más, pero resignando percibir sueldo en beneficio del cuidado de sus niños; es decir, que, entre ambas licencias sin goce de haberes, restó a su historia laboral 2 años, por los que no aportó al sistema de seguridad social, en desmedro de sus ingresos económicos y futura jubilación.


Finalmente, ante el cierre definitivo del banco, y sin otras posibilidades renuncia el 31 de diciembre de 1992. Hasta entonces, Claudia C. sumo 13 años en su historial con aportes comprobables, de los 15 que debió reunir de continuarlos en su trabajo de no mediar las interrupciones referidas.


Como la realidad relatada, existen miles de mujeres que, por distintas razones y circunstancias, muchas de ellas dedicaron su vida al hogar y cuidado de sus hijos, renunciando a sus aspiraciones y realización personal en pos de la decisión adoptada


En otro contexto, otras tantas, perdieron su fuente de trabajo sin lograr reinsertarse con la formalidad que la ley exige, trabajando precariamente, en tanto que una lacerante realidad conocida como trabajo “en negro”, veda el goce de derechos esenciales, como lo es el acceso al de la jubilación.


El Decreto 475-2021 recientemente publicado en el Boletín Oficial, beneficiará a muchas mujeres, en tanto brinde el acceso al beneficio jubilatorio reconociéndose años de aportes por cada hijo y por tareas de cuidado. Como el caso denominado Claudia C. relatado, la realidad muestra situaciones que se repiten en muchos hogares

En la nota próxima a publicarse en este mismo espacio, explicaré los alcances que la referida norma pretende lograr.


Dr. Ricardo Lavalle.


54 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo