Buscar
  • Dr. José Manuel Besteiro

EL EJERCICIO PROFESIONAL EN TIEMPOS DE PANDEMIA


Algo ha cambiado, todo ha cambiado.

En tiempos de crisis es necesario recordar cuales son los deberes y funciones del abogado, siendo la abogacía una profesión libre e independiente que presta un servicio a la sociedad y que defiende la efectividad y ejercicio de los derechos fundamentales. En este contexto de pandemia debemos movernos con las nuevas reglas de juego.

En este artículo abordaré solamente algunas vivencias y particularidades dentro del mundo jurídico en este año de excepción

Sin duda lo mas relevante de este año fueron los cambios tecnológica que la pandemia aceleró en forma dramática. Pasaré revista aquí a los principales.


A-PERIODO DE FERIA JUDICIAL ESTRICTA (1)

En los primeros cuatro meses de feria judicial estricta y con prohibición de concurrencia a los estudios jurídicos –por no ser considerados actividades esenciales- hemos aprovechado esa innumerable cantidad de horas laborales disponibles mediante el teletrabajo, fundamentalmente en:


a) Capacitación del equipo: La misma se dio por un lado mediante la implementación del teletrabajo (con herramientas como el Team Viewer, One drive, etc) y por la otra mediante la actualización de uso de las herramientas jurídicas que se utilizan en nuestra organización (Lex-Doctor, Blue-Corp, etc)

a- Renovación de nuestra pagina web (2) Dicho trabajo se centró en la premisa de hacer un sitio mucho mas amigable, fácil de navegar, con fácil acceso a la información y que fuera adaptable y compatible con los diversos elementos electrónicos actuales (notebooks, smartphones, etc).

Asimismo, ha sido de una enorme trascendencia para nuestro Estudio la incorporación de varios profesionales tan destacados, como consultores externos como lo son el Dr. Gustavo Bobbio, el Dr. Daniel Crespo, el Ctdor. Alejandro Gonzalez Escudero, el Dr. Gastón Vazquez y el Dr. Raúl Jorge.


B- REAPERTURA DEL ESTUDIO JURIDICO: Con la vuelta progresiva a los estudios – a partir del mes de agosto del corriente- y la posibilidad de volver al trabajo –luego de la interminable feria judicial- hubo que adecuar el espacio físico –nuestras oficinas- a los protocolos de pandemia. En esa línea se fueron tomando todos los recaudos necesarios, a saber:

a- Medidas sanitizantes del caso (asistencia con barbijos, alcohol en gel, desinfectantes, etc)

b- Horario de atención reducido. Previo a la pandemia era de 11 a 18hs. Ahora es de de 13 a 17hs. Este horario se complementa con mayores posibilidades de conectarse con nuestro estudio en forma electrónica (via web, mail, mensaje telefónico) y con la habilitación de una línea Nueva directa de whatsapp.

c- Nueva modalidad de citas. En este caso hemos priorizado que las mismas sean en lo posible virtuales (vía plataforma Zoom). En el caso que sea necesaria la asistencia del cliente al estudio, este es atendido en el Salón de Directorio para guardar la distancia preventiva sugerida en los protocolos sobre COVID-19,

d- Apertura diaria del estudio con la asistencia como mínimo de 2 abogados y un colaborador por día.

Al momento de escribir estas líneas se encuentra en proceso una ampliación del Protocolo para Estudios Jurídicos, que el Gobierno deberá implementar a la brevedad, en el marco del Recurso de Amparo que el Colegio Público de Abogados promovió por ante la Cámara Nacional en lo Civil, que seguramente permitirá una mayor presencia de la gente de nuestro equipo en las oficinas.

C- SITUACION DE LOS TRIBUNALES. Ahora bien, cual es el marco en que

debemos desarrollar nuestro ejercicio profesional en las actuales circunstancias?

Las particularidades del ejercicio profesional en tiempos de pandemia son tantas que harían interminable esta nota, por lo que me abocaré a unos pocos ejemplos concretos de la situación actual.

Con la vuelta paulatina a la actividad nos encontramos con las suspensiones y reprogramaciones (muchísimas de ellas en curso) de todas las audiencias que debieron celebrarse en los meses de feria. En esta etapa, hay que tener mucha paciencia ya que la coyuntura es muy adversa.

Para empezar debemos tener presente que tanto en el Poder Judicial, como en la ANSES, la AFIP, los bancos nacionales , así como las demás oficinas públicas que solemos frecuentar (Registro de la Propiedad Inmueble, Inspección de Justicia, etc), se ha hecho masivo el teletrabajo, con asistencias físicas mínimas al lugar de trabajo.

Como sabemos, la particularidad del teletrabajo es que el funcionario o empleado –que trabaja desde su domicilio- sólo tiene a la vista para resolver, aquello que se encuentra en internet en el sitio correspondiente (3)

Por ello, al no tener el expediente físico se producen desacoples que

lleva mas tiempo corregir. Debe tenerse presente que los expedientes con cierta antigüedad, comenzaron bajo formato físico, por lo cual la carga electrónica es parcial y fundamentalmente contiene solamente las últimas actuaciones.

El inicio de nuevos expedientes debe sortear innumerables vicisitudes, fundamentalmente en cuanto a la notificación de la demanda, en casos civiles, comerciales y laborales entre otros, ya que el traslado de demanda debe hacerse en papel y no hay prácticamente Oficiales Notificadores trabajando.

Hay áreas, en que la adaptación al proceso virtual han sido bastante exitosas. Ejemplo de ello, las Audiencias de Conciliación Laboral, sean estas por ante el SECLO o las respectivas delegaciones de los Ministerios de Trabajo de Provincia (sean mediante Plataforma Zoom o Cisco). En estos casos, las mismas son filmadas y se sigue un protocolo estricto que le da al acto una verosimilitud razonable.


CONCLUSION. Estamos todas las partes del mundo jurídico adaptándonos a la nueva realidad, mediante la producción de los cambios necesarios a las nuevas circunstancias que nos toca vivir. Podemos decir que la Pandemia con el nuevo paradigma impuesto nos ha obligado a adelantar el futuro en muchos aspectos.

Entiendo que se están realizando muchas tareas conjuntas entre distintos organismos con el objeto de fijar los nuevos protocolos. Sería claramente muy útil profundizar ese camino, en el que todos los actores de este proceso (poder judicial, abogados, organismos públicos, bancos, etc) participen activamente en la implementación de los procesos que den respuesta a la nueva realidad y permitan que la Justicia (servicio básico en cualquier sociedad) pueda volver e prestar este servicio esencial en condiciones que garanticen a los justiciables su acceso en tiempo y forma.

_______________________________________________________________

(1) La Corte Suprema de Justicia de la Nación mediante las Acordadas 13/2020 y concordantes decretó la feria extraordinaria respecto de todos los Tribunales desde el 18 de marzo del corriente situación que se fue prorrogando hasta el 27 de julio del corriente, en que fue levantada mediante Acordada 31/2020

(2) www.besteiroabogados.com.ar

(3) www.pjn.gob.ar www.afip.gob.ar www.anses.gob.ar


Dr. Jose Manuel Besteiro

66 vistas

©2020 Todos los derechos reservados